febrero26

Contabilización de deterioros del inmovilizado material

DGT CV 11-11-15

La entidad consultante va a registrar contablemente en el año 2014 unos deterioros del inmovilizado material devengados en ese ejercicio y en ejercicios anteriores, incluyendo ejercicios prescritos.

Se plantea cómo deben imputarse fiscalmente las posibles reversiones de estos deterioros en el futuro, ejercicio 2015 y siguientes. Si el importe que se recupere en 2015 y siguientes se imputa:

- fiscalmente en su globalidad hasta recuperar el importe deteriorado fiscalmente; o bien

- en proporción a la parte que fue deducible en su día.

La DGT contesta que:

- el deterioro correspondiente a 2014 que resultó deducible, revertirá total o parcialmente en el periodo en el que se produzca la recuperación de su valor integrándose en la base imponible del IS de ese período (LIS disp.trans.15ª);

- la pérdida contable que se refleja en el ejercicio 2014 correspondiente a ejercicios anteriores es una pérdida que debió reflejarse, contable y fiscalmente en el ejercicio anterior. Al tratarse de un gasto registrado en un periodo impositivo posterior, solo podrá deducirse en el ejercicio de registro contable si no se deriva una tributación inferior a la que hubiera correspondido por la aplicación de la regla del devengo.

Al efecto de valorar esta circunstancia, debe tenerse en cuenta el posible efecto de la prescripción. Por tanto, los gastos por deterioro procedentes de un ejercicio prescrito contabilizados en un ejercicio posterior se imputan al ejercicio de devengo, ya que la prescripción impide su deducción al no poderse liquidar el impuesto (actualmente LIS

art.11.3).

No obstante, la DGT añade que la reversión del deterioro correspondiente a ejercicios anteriores prescritos no deducible en el ejercicio, se realiza de forma total o parcial en el periodo en el que se produzca la recuperación de su valor, integrándose en la base imponible del IS.